martes, 14 de abril de 2015

Benny Collins recuerda sus giras con Michael Jackson


http://michaeljacksonmyobsession.blogspot.mx/ 

Benny Collins & Michael Jackson


El año pasado, Benny Collins recibió el Parnelli Lifetime Achievement Award, con esta ocasión, FOH Online publicó un artículo sobre él...

traducción por  Xtarlight y Mpenziwe para MJHideout

Benny Collins comenzó su carrera almacenando un Hammond B-3 en un camión y llegó a encargarse de las mayores giras de Michael Jackson. En su carrera también trabajó con gente como Journey, David Bowie, Rolling Stones, Janet Jackson, Madonna, Lionel Richie y U2.
El manager de producción Charlie Hernandez dice: 

"Benny es una de las personas más honestas y éticas que conozco, así de simple. Siempre va a decirte la verdad, seas un taxista o el Rey del Pop". Hernandez trabajaba para Billy Squier cuando conoció a Collins en el momento en que Squire era el telonero de Journey. "Por entonces era el técnico de la batería y siempre era el que más duro trabajaba de todo el equipo. Luego me dió uno de los mejores trabajos que he tenido, coordinador de Michael Jackson".
 

Hernandez dice que no hay nada que Collins no pueda hacer. "Movió aquellas estatuas gitantes por Europa del este ¡está loco! Aquellas giras con Jackson fueron lo más grande que se ha hecho jamás, y la logística era para volverse loco". El manager de producción Chris Lamb recuerda: "Trabajé para él y él trabajó para mi, y ambos nos íbamos cruzando trabajando para Michael, Madonna y Lionel Richie"

Collins llevó de gira a Journey hasta su separación en 1985. De ahí a David Bowie en el Glass Spider Tour. Luego sonó el teléfono, era Mo Morrow de nuevo. Esta vez la pregunta fue: "¿Querráis trabajar para Michael Jackson?" Por supuesto, la respuesta fue que si, pero se complicó cuando Bowie alargó su gira. No hubo ni un día entre las dos mayores giras de aquel año. "[Tras Bowie] en Seattle, tomé un avión, volé a casa, me lavé la ropa en un día, y luego comenzó el Bad Tour con Michael". Hay muchas historias de aquella época.

http://michaeljacksonmyobsession.blogspot.mx/
Benny con Bubbles

"Estoy sentado en una gran mesa en una oficina de Los Angeles donde estaban haciendo los ensayos y noto como una 'bofetada'" Recuerda Collins con una sonrisa. Mira hacia arriba y era Bubbles, que procedía a darle un gran abrazo. "Luego comenzó a venirse conmigo porque le gustaba mucho"

http://michaeljacksonmyobsession.blogspot.mx/
                                                      Mo Morrow, MJ y Benny Collins

Fue un trabajo alucinante del que Collins parece agradecido. "Michael solía hacer esas reuniones pre-producción en las giras, para animar a la gente a que lanzara ideas. Siempre buscaba la siguiente gran idea, no importaba lo desubicada que fuera".
 

Técnicamente fue también un desafío. "En aquel momento usábamos [los nuevos] Vari*Lites, y tuvimos todos los problemas posibles, aunque tuvimos suerte y no hubo que suspender ningun concierto". En 1988, uno de los shows no salió adelante, pero fue por Jackson. El estadio de Wembley estaba lleno y acababan de actuar los teloneros cuando Collins tuvo que salir a decir que Jackson estaba enfermo y que no habría concierto. "Sabes, la mierda se fue escurriendo y de alguna manera acabé siendo yo el encargado de soltarselo al público". Collins salió sabiendo que él no era el tipo al que esperaban ver sobre el escenario. "Anuncié que no podría venir, pero que estaría de regreso". Fue una sorpresa cuando la gente, aunque decepcionada, comenzó a salir en calma.
 

"Al me siguiente volvimos, teníamos a los mismos teloneros y cuando habían terminado, volví a subir al escenario" ríe. "Me abuchearon como no había escuchado nunca. Miré, hice una reverencia, y me fui".
 

A pesar de todo, seguía siguiendo un sueño por conocer "a todas las estrellas con las que soñaba". "Me sentaba en un lateral del escenario como hacía siempre durante las dos primeras canciones, porque si las dos primeras salían bien, sabías que todo iría bien. Estando allí sentado, se acerca alguien de seguridad de Michael y me pregunta si se pueden sentar conmigo dos personas más. Miro y veo a Elizabeth Taylor y Sophia Loren y digo, '¡Claro! ¡No hay problema!’"
 

En cuanto a Jackson, "Era mi trabajo decirle que quedaban 20 minutos para el comienzo del concierto, y se iba a calentar. Durante ese tiempo veía como aquella persona que medía 1'75 crecía de repente hasta los tres metros de altura. Podías ver el interruptor que lo convertía de persona a artista, y luego al revés cuando se bajaba del escenario"

 Para la segunda gira la estrella quería recerar una montaña rusa en el escenario. Collins le dijo: "Eso no va a suceder, hijo".
 

Y no es que Collins se encoja ante los desafíos técnicos. Cuenta otro que consiguieron, crear un cementerio doce metros por debajo del escenario. Al final tenía seis segundos para sacar a Michael de un ataud a seis metros bajo el escenario. "Aquello casi me hace darme a la bebida" bromea. "Trabajamos 20 horas diarias para conseguirlo, entre planos, dibujos, esquémas, y con la aprobación de diseñadores, ingenieros, y aseguradores. Pero lo hicimos."

 En otro momento, un doble volaba con un jet pack. Hay muchas historias como esta, pero la realidad actual es que los shows los llevan los contables. ¿Cómo se trabajaba cuando el dinero no importaba? "El dinero importaba" corrige. "Pero no era un problema cuando quería algo especial. No nos volvimos locos, pero las giras costaron mucho dinero"

No hay comentarios :