martes, 15 de febrero de 2011

Michael pensó que terminaría trabajando en McDonalds


La estilista que acompañó a Michael Jackson durante 25 años, Karen Faye, dijo que el "rey del pop" estaba asustado por los cincuenta shows que debía hacer en Londres.

Faye fue interrogada por la policía de Los Angeles pocos días después de la muerte de Jackson, oportunidad en la que dijo que el cantante "estaba asustadísimo porque AEG -productores de los conciertos- estaban financiando todo. Dijo que tendría que trabajar en un McDonalds si no hacía todos los shows"

La estilista mencionó también que el miedo del cantante desembocó en que se auto saboteara tomando demasiados medicamentos para calmarse y agregó creer que el artista necesitaba ayuda psicológica por tanto estrés y además estaba perdiendo demasiado peso. "Yo creí que él estaba bajo la influencia de algo", señaló.

Faye cuenta que el asistente del "rey del pop" le contó que Jackson estaba viendo al doctor Arnold Klein –quien está siendo investigado por distribuir propofol– tres a cuatro veces por semana y mostraba signos de estar bajo los efectos de las drogas.

Jackson se mostró mucho más lucido los días antes de morir, según cuenta Faye. Su mejora motivó que le preguntase al manager del cantante a qué se debía el cambio y este respondió que era "porque Klein estaba fuera de la ciudad", en referencia a la terapia de drogas que suministró el médico.

No hay comentarios :